Imagen relacionada con la gripe

Gripe

La gripe estacional es una enfermedad respiratoria altamente infecciosa provocada por los virus de la influenza A y B. Estos tipos de virus circulan actualmente por todo el mundo y pueden afectar a personas de todas las edades y condiciones de salud, causándoles desde complicaciones leves a más graves que requieren ingreso hospitalario y pueden causar la muerte1

Cada año, se registran alrededor de 1.000 millones de casos de gripe en el mundo, de los cuales 10 millones acaban requiriendo hospitalización2. Aunque la mayoría de las personas infectadas se recuperan, se calcula que la gripe causa hasta 650.000 muertes al año en todo el mundo1. Esto se debe, en parte, a la capacidad del virus de aumentar el riesgo de padecer ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares, además de neumonía y otras afecciones potencialmente mortales, incluso en personas sanas3-6.

Esta enfermedad está presente durante todo el año, pero en España aparece con mayor frecuencia a principios de octubre y se prolonga hasta el final del invierno7. Algunas de las características de los virus de la influenza son su alta transmisibilidad y la extrema facilidad con la que cambian antigénicamente cada temporada. Por este motivo, la vacunación anual representa la herramienta de salud pública más efectiva a día de hoy para protegerse frente a la gripe8. Por ello, está especialmente recomendada para todos aquellos grupos de población considerados de riesgo, al ser más propensos a desarrollar complicaciones. 

A nivel clínico, la gripe supone una carga muy superior a la causada por otras enfermedades infecciosas en Europa9-10. Asimismo, en términos económicos, la carga de esta enfermedad es casi 2 veces superior a la generada por el resto de las enfermedades inmunoprevenibles10. En España, los gastos en atención primaria, hospitalaria, tratamientos y el absentismo laboral que genera podría suponer hasta 1.000 millones de euros anuales11. Por ello, la vacunación antigripal no solo es una medida eficiente de prevención, sino que puede generar ahorros para el sistema de salud11

La gripe no es un cuento

La gripe no es un cuento

Es una enfermedad vírica altamente infecciosa que supone un riesgo para la salud, sobre todo de mayores de 65 años, enferm@s crónic@s y embarazadas. La vacuna ayuda a protegerl@s de la infección y sus complicaciones.


¿Cuáles son los síntomas de la gripe?

Los principales síntomas de la gripe son1

 Inicio súbito de fiebre
 Tos (generalmente seca). Puede ser intensa y durar más de 2 semanas.
 Dolores musculares, articulares, de cabeza y de garganta
 Intenso malestar
 Abundante secreción nasal

La mayoría de los síntomas suelen desaparecer en plazo de una semana, sin necesidad de atención médica.

Carga de la enfermedad a nivel cardiovascular

Carga a nivel cardiovascular

La gripe puede provocar complicaciones cardiovasculares más allá de la infección respiratoria. Se calcula que, inmediatamente después de la infección, el riesgo de infarto de miocardio aumenta hasta 10 veces y el de accidente cerebrovascular hasta 8 veces3-5 entre adultos mayores de 40 años sin antecedentes en dichas patologías.

Del mismo modo, la infección por gripe se ha asociado al aumento de morbimortalidad hospitalaria en pacientes con una enfermedad cardiovascular establecida12
Carga de la enfermedad a nivel respiratorio

Carga a nivel respiratorio

La neumonía bacteriana secundaria puede producirse como una complicación de la infección por gripe, aumentando aún más la morbilidad y mortalidad asociada a la gripe12 .

Las personas que padecen una enfermedad respiratoria como asma o EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) tienen un mayor riesgo de presentar problemas graves a causa de la gripe: 

• Los pacientes con asma tienen un mayor riesgo de ser ingresados en la UCI y presentar una peor evolución12.

• La EPOC presenta un exceso de morbilidad y mortalidad que puede afectar a la progresión de la enfermedad, independientemente de la edad13.

¿Cuáles son los grupos de riesgo?

Aunque la población en general es susceptible de infección por el virus de la gripe, hay colectivos con más probabilidad de transmitir el virus a otras personas, de desarrollar complicaciones o incluso morir por causas relacionadas con la enfermedad, para los cuales la vacunación está especialmente recomendada

Personas mayores de 65 años

Las personas mayores de 65 años tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones graves secundarias a la gripe debido a un debilitamiento del sistema inmunitario relacionado con la edad.  Aunque la intensidad de la enfermedad puede variar cada temporada, normalmente este colectivo es el más afectado, en términos de la gravedad con la que cursa la enfermedad. En los últimos años, se estima que entre el 50%-70% de las hospitalizaciones y el 70%-85% de las muertes relacionadas con la gripe estacional se produjeron en personas mayores de 65 años, lo que refleja la gravedad potencial de la gripe para este grupo de personas32. Independientemente de su estado de salud, la vacunación en este grupo está indicada17.

Personas con comorbilidades (niños a partir de 6 meses de edad, adolescentes y adultos)

Este grupo presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe a causa de alguno de los siguientes trastornos: enfermedad respiratoria crónica, enfermedad cardiovascular, enfermedad crónica renal o hepática, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, enfermedad celiaca, enfermedades reumáticas, inmunodeficiencia congénita, asplenia funcional o anatómica, enfermedad oncológica, enfermedad hematológica moderada o grave, enfermedad neuromuscular crónica y encefalopatía moderada o grave, implante coclear, fístula de líquido cefalorraquídeo, malnutrición moderada o grave, obesidad mórbida, prematuridad (preferentemente <35 semanas), síndrome de Down o que estén bajo el tratamiento con ácido acetilsalicílico18-19.

Embarazadas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mujeres embarazadas son uno de los grupos de riesgo más importante que debe ser vacunado frente a la gripe debido a las afecciones derivadas de la gestación como la hipertensión, problemas vasculares, respiratorios e incluso la diabetes estacional20. Estas complicaciones pueden provocar problemas serios tanto a la madre como al feto, constatándose en un incremento de la mortalidad materna y en un aumento del riesgo de prematuridad y de muerte perinatal17

Personas que pueden transmisoras de la gripe que conviven con grupos de alto riesgo

La protección indirecta que proporciona la vacunación frente a la gripe es fundamental cuando se convive con pacientes con patologías de riesgo, especialmente vulnerables a las complicaciones de la enfermedad. A partir de los 6 meses de edad, todos los niños, adolescentes y adultos sanos que convivan con personas de uno de los colectivos de riesgo mencionados deberían recibir todas las vacunas pertinentes recomendadas para su edad y su condición, así como la vacuna antigripal anual, según las pautas recomendadas17.

Personal sanitario

El personal sanitario está más expuesto que cualquier otro colectivo al virus de la gripe, por lo que el riesgo de sufrir la enfermedad y sus complicaciones es mayor. Asimismo, se recomienda su vacunación pues pueden ser transmisores y originar casos de gripe entre compañeros y pacientes, con un riesgo mayor para los que están hospitalizados, especialmente para los ancianos, los pacientes inmunodeprimidos, las embarazadas y los niños. La transmisión nosocomial de la gripe acarrea mayor morbimortalidad en unidades críticas como geriatría, oncología, hematología, trasplantes, cuidados intensivos, pediatría, maternidad, unidades de neonatología, servicios de urgencias y atención primaria. Asimismo, la vacunación entre el profesional sanitario y la recomendación por parte de estos ayuda a la población general a tomar conciencia sobre la importancia de la vacunación34.


La gripe y los recursos sanitarios

La gripe es una enfermedad vírica, altamente infecciosa, que cada año es responsable de hasta 50.000 hospitalizaciones21 y entre 6.300 y 15.000 muertes en España22, principalmente en mayores de 65 años21-23, siendo las complicaciones cardiovasculares uno de los principales problemas asociados a esta patología24-26. Durante la temporada gripal, la demanda asistencial aumenta considerablemente. Según diferentes estudios, el coste asociado a una temporada de gripe en un país como España podría superar los 1.000 millones de euros11. En promedio, cada caso de gripe originaría 5-6 días de actividad limitada, 3-4 días de restricción de actividad en cama y alrededor de 3 días de absentismo laboral27.


5 - 6 días
de actividad limitada
3 - 4 días
en cama, con la actividad restringida 
3 días
de absentismo laboral



En un contexto no pandémico, la vacunación anual frente a la gripe ya contribuye a la sostenibilidad de los sistemas de salud al prevenir consultas médicas, hospitalizaciones, absentismo y pérdida de productividad para las sociedades y los empleadores28-29. De hecho, en la Unión Europea, la vacunación contra la gripe puede salvar hasta 37.200 vidas y 332.000 millones de euros cada temporada con tasas de cobertura observadas y efectividad de la vacuna observada30.


Tipos de vacunas frente a la gripe

Las vacunas frente a la gripe pueden ser inactivadas (elaboradas con virus inactivados por métodos físicos o químicos) o bien atenuadas (elaboradas a partir del virus debilitado). La OMS recomienda anualmente las 4 cepas a incluir en las vacunas para la siguiente temporada de gripe31, siendo por tanto la tetravalente la que ofrece el máximo espectro de protección al incluir todas las cepas, lo que representa un nivel de protección óptimo. 

Dentro de las vacunas de tetravalentes, de cuatro cepas, se distinguen las de dosis estándar (con y sin adyuvante) y las de alta carga. Estas últimas tienen cuatro veces más cantidad de antígeno y están especialmente indicadas en personas mayores de 60 años, cuyo sistema inmune se ha debilitado como consecuencia de la edad, y por tanto no respondan a la inmunización con la vacuna de dosis estándar como una persona joven.

Según el Consejo Europeola vacunación representa una de las herramientas de salud pública más efectivas y, de hecho, coste-efectivas. Además, el Consejo alienta a los países de la UE a que ofrezcan una vacunación apropiada a los grupos de población considerados de “riesgo” en términos de enfermedades específicas y consideren la inmunización más allá de la infancia y la niñez mediante la creación de programas de vacunación a lo largo de toda la vida.

El Gripómetro

El gripómetro

Con el objetivo de concienciar tanto a los grupos de población de riesgo (mayores de 65 años, embarazadas y personas con enfermedades crónicas) como a los profesionales sanitarios (considerados también un colectivo de riesgo) de la necesidad de aumentar las tasas de vacunación, cada año Sanofi Pasteur pone en marcha El Gripómetro. Se trata de un estudio demográfico que permite monitorizar la cobertura de ambos colectivos y de esa manera poder disponer de datos fiables de la evolución de la campaña de vacunación de manera semanal. La iniciativa, que se lanzó por primera vez la temporada 2005-2006, cuenta con el respaldo de numerosos expertos y la participación del Grupo Análisis e Investigación.



Referencias

1. World Health Organization (WHO). (2018c). Influenza (Seasonal). Retrieved from: https://www.who.int/en/news-room/fact-sheets/detail/influenza(seasonal)
2. GBD 2017 Influenza Collaborators. Mortality, morbidity, and hospitalizations due to influenza lower respiratory tract infections, 2017: an analysis for the Global Burden of Disease Study 2017 Lancet Respir Med 2019; 7: 69–89 .
3. Kwong JC, et al. Acute Myocardial Infarction after Laboratory-Confirmed Influenza Infection. N Engl J Med 2018;378:345–53
4. Warren-Gash C, et al. Laboratory-confirmed respiratory infections as triggers for acute myocardial infarction and stroke: a self-controlled case series analysis of national linked datasets from Scotland. Eur Respir J. 2018 Mar 29;51(3):1701794
5. Boehme AK, et al. Influenza-like illness as a trigger for ischemic stroke. Ann Clin Transl Neurol 2018;5:456–63.
6. Shrestha S., Foxman B., Berus J., Van Panhuis W.G., Steiner C., Viboud C. & Rohani P. (2015). The role of influenza in the epidemiology of pneumonia. Sci Rep. 2015;5:15324.
7. Ministerio de Sanidad del Gobierno de España (2021). Vacunas y programa de vacunación. Retrieved from:https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/programasDeVacunacion/gripe/faq/Preguntas_respuestas_gripe_profsanitarios_2020-2021.html
8. World Health Organization (WHO), (2018c). Global Influenza Programme Vaccines. Retrieved from: https://www.who.int/teams/global-influenza-programme/vaccines
9. Cassini A, et al. Impact of infectious diseases on population health using incidencebased disability-adjusted life years (DALYs): results from the Burden of Communicable Diseases in Europe study, European Union and European Economic Area countries, 2009 to 2013. Euro Surveill. 2018;23(16):pii=17-00454.
10. Ozawa S, Portnoy A, Getaneh H, Clark S, Knoll M, Bishai D, et al. Modeling the economic burden of adult vaccine-preventable diseases in the United States. Health Affairs 2016;35:2124–32.
11. Pérez-Rubio A, Platero L, Eiros Bouza JM. Gripe estacional en España: carga clínica y económica y programas de vacunación. Medicina Clínica, Volume 153, Issue 1, 5 July 2019, Pages 16-27
12. Álvarez Aldeán J, et al. Gripe y eventos cardiorrespiratorios: una revisión clínico-epidemiológica multidisciplinar. 1ª ed. Barcelona: Esmon;2020. ISBN: 978-84-17394-59-2.
13. Gorse GJ, et al. Impact of a winter respiratory virus season on patients with COPD and association with influenza vaccination. Chest. 2006; 130(4):1109-16.
14. Hekimian G, et al. When the heart gets the flu: Fulminant influenza B myocarditis: A case-series report and review of the literature. J Crit Care. 2018;47:61-4.
15. Kytömaa S, et al. Association of Influenza-like Illness Activity With Hospitalizations for Heart Failure: The Atherosclerosis Risk Communities Study. JAMA Cardiol. 2019;4(4):363-9.
16. Amós García, María Fernández Prada, Javier Aristegui, David Moreno, Esther Redondo, Isabel Jimeno, Manuel García Cenoz, José Antonio López Trigo, Documento de actualización y reflexión sobre la vacunación antigripal en España.
17. Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad. Ciudadanos – Enfermedades y lesiones – Enfermedades Transmisibles – Gripe [Internet]. [Último acceso: julio 2018]. Disponible en: http://www.msc.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/gripe/home.htm.).
18. Vacunación antigripal 2018-19: Recomendaciones del CAV-AEP [Internet]. [Último acceso: agosto 2019]. Disponible en: https://vacunasaep.org/profesionales/noticias/vacunacion-antigripal-recomendaciones-CAV-2018-19
19. San Román Montero J, Gil-Prieto R, Martín RJ, de Lejarazu RO, Gallardo-Pino C, Gil de Miguel A. Influenza hospitalizations in children under 1 year old in Spain: the importance of maternal immunization. Hum Vaccin Immunother. 2021 Jun 3;17(6):1853-1857. doi: 10.1080/21645515.2020.1845523. Epub 2020 Dec 22. PMID: 33351678; PMCID: PMC8115588.
20. Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. (2017) Vacunación en trabajadores sanitarios. Retrieved from: http://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/docs/Vacunacion_sanitarios.pdf
21. Instituto de Salud Carlos III. Informe de Vigilancia de la Gripe en España. Temporada 2019-20.
22. World Health Organization (WHO). (2018c). Influenza (Seasonal). Retrieved from http://www.who.int/topics/influenza/es/
23. Warren-Gash C, et al. Eur Respir J 2018;51:pii1701794.
24. Boehme AK, et al. Ann Clin Transl Neurol 2018;5:456–63.
25. Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (2021) . Retrieved from: http://vgripe.isciii.es/inicio.do
26. Mato Chaín G, Mariano Lázaro A, Alcudia Pérez F, Verdejo Bravo C. Vacunación antigripal en personas mayores. Rev Esp Geriatr Gerontol. 2011;46 (2):89-95) (Badia Llach X, Roset Gamisans M, Frances Tudel JM, Álvarez Sanz C, Rubio Terres C. Estudio de costes de la gripe. Aten Primaria. 2006;38(5):260-7
27. Waure C., Veneziano M., Cadeddu C., Capizzi S., Specchia M., Capri S. & Ricciardi W. (2012). Economic value of influenza vaccination. Human vaccines &immunotherapeutics. 8. 119-29. 10.4161/hv.8.1.18420.Retrieved from: https://www.researchgate.net/publication/221753993_Economic_value_of_influenza_vaccination
28. Szucs, T. (1999). The socio-economic burden of influenza. Journal of Antimicrobial Chemotheraphy, 44, pp.11-15. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10877457
29. Preaud E., Durand L., Macabeo B., Farkas N., Sloesen B., Palache A., Shupo F., Samson S.I., & Vaccines Europe influenza working group. (2014). Annual public health and economic benefits of seasonal influenza vaccination: a European estimate. BMC public health, 14, 813. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4141103/
30. World Health Organization (WHO). (2021c). Recommended composition of influenza virus vaccines for use in the 2021-2022 northern hemisphere influenza season.
31. https://espanol.cdc.gov/flu/highrisk/65over.htm
32. https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/Documents/GRIPE/Informes%20semanales/Temporada_2019-20/grn132020.pdf
33. Amós García, María Fernández Prada, Javier Aristegui, David Moreno, Esther Redondo, Isabel Jimeno, Manuel García Cenoz, José Antonio López Trigo, Documento de actualización y reflexión sobre la vacunación antigripal en España