Imagen relacionada con la Noticia del os dos premios otorgados a Sanofi en la 20ª edición de los Premios Fundamed & Wecare-u

Sanofi reconocida con dos galardones en los Premios Fundamed & Wecare-u

En la 20ª edición de los Premios Fundamed & Wecare-u 2021 Sanofi ha sido reconocida con dos premios por su compromiso y labor en el sector salud.

Margarita López Acosta, Directora General de Sanofi España, ha sido galardonada en la categoría Premio a la Trayectoria Profesional y el Centro Industrial de Riells i Viabrea en la categoría Premio Mejor Compañía en Producción y Fabricación.

Carrera profesional centrada en la salud

La trayectoria profesional de Margarita López Acosta en la industria farmacéutica es un claro ejemplo de compromiso, dedicación, esfuerzo y superación, motivo por el cual ha sido galardonada en la categoría Premio a la Trayectoria Profesional en los Premios Fundamed & Wecare-u 2021 celebrados el 6 de julio en Madrid.

Inició su carrera en Abbot y en 2003 empezó su andadura en Sanofi, ocupando distintos cargos de responsabilidad en España, región Europa y también como Directora General en Suecia. En 2016 fue nombrada como máxima responsable de la filial en España y Portugal, así como Directora General del área de General Medicines. Es licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid y cuenta con formación complementaria en la Georgetown University (EE.UU.).

Excelencia en la actividad industrial

Con casi 50 años de actividad ininterrumpida, el Centro Industrial de Riells i Viabrea (Girona) ha recibido en los Premios Fundamed Wecare-u 2021 el galardón en la categoría Premio Mejor Compañía en Producción y Fabricación.

Riells i Viabrea es una planta de referencia dentro del Grupo Sanofi, especializada en formas sólidas (comprimidos y cápsulas) y principal fabricante de productos tiroideos. El centro emplea a alrededor de 300 personas, produce anualmente aproximadamente 84 millones de unidades y abastece a 120 países de todo el mundo. Además, esta planta produce varios medicamentos considerados esenciales por la OMS (Organización Mundial de la Salud), lo que, en el contexto de la pandemia por el COVID-19, ha supuesto redoblar esfuerzos para garantizar que esos medicamentos siempre han estado a disposición de los pacientes que los necesitan.