Proteger nuestro corazón de la gripe

Proteger nuestro corazón de la gripe

L@s científic@s han confirmado un vínculo inesperado: la gripe puede aumentar el riesgo de infarto de miocardio, en función del estado de salud previo del individuo1. La vacunación anual frente a la gripe puede reducir, este riesgo entre un 15% y un 45%, con resultados similares a los alcanzados con dejar de fumar (32%-43%) o los tratamientos para reducir el colesterol (19%-30%), entre otros2.

La mayor parte de la población sabe que durante los meses de otoño e invierno hay un pico estacional de circulación de enfermedades respiratorias como la gripe, y es en esta época también cuando hay picos en el número de ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares”, explica la Dra. Bogdana Coudsy, directora médica internacional de la sección de gripe y COVID-19 del Instituto Sanofi Pasteur. Un incremento -el de infartos de miocardio y/o cerebrales- que pasa desapercibido para much@s pero que se ha constatado que tiene relación con el primero: “A través de un riguroso análisis científico, l@s investigador@s han demostrado que no es simplemente el clima frío el desencadenante de episodios cardiovasculares, sino la gripe y otras infecciones”, apunta Coudsy.

De hecho, según varias investigaciones, el riesgo de una persona adulta de sufrir un infarto de miocardio durante la semana posterior a una infección por gripe puede incrementarse en hasta 10 veces; asimismo, se aumentan hasta ocho veces las posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular durante la misma semana3,4.

¿Por qué la gripe puede desencadenar ataques de corazón y/o ictus?

¿Por qué la gripe puede desencadenar ataques de corazón y/o ictus? 

Aunque el riesgo varía en función del estado de salud previo de cada individuo, lo cierto es que la gripe genera una inflamación en los pulmones que puede expandirse a todo el organismo, desarrollado complicaciones graves como neumonía, eventos cardiovasculares o crisis diabéticas.

La población de mayor edad y más vulnerable también puede sufrir una pérdida irreversible de la salud en general. Es lo que se llama “declive funcional”6.


Para el Dr. Alberto García-Lledó, cardiólogo miembro de la comisión del plan ‘Código Infarto’ de la Comunidad de Madrid y autor de un trabajo que ha demostrado la asociación de la gripe con el infarto de tipo I y su independencia del efecto del frío7, “en un gran número de pacientes españoles hemos comprobado que los infartos asociados a la gripe no se deben solo al estrés producido por cualquier infección, sino que la gripe aumenta el riesgo de que se rompan las placas de colesterol de las arterias del corazón. Esta ruptura provoca el tipo de infarto que podemos tratar con más éxito mediante una angioplastia primaria”. Y añade: “Todo esto nos obliga a aumentar los recursos para el manejo inmediato de este tipo de pacientes durante los periodos de gripe”. 

La vacuna antigripal, más importante que nunca

La vacuna antigripal, más importante que nunca

Las recomendaciones de salud pública para vacunarse frente a la gripe varían según las geografías: en los EE.UU. cualquier persona mayor de 6 meses puede recibir la vacuna anualmente; mientras que Europa prioriza a las poblaciones de mayor riesgo, como personas con enfermedades previas y mayores de 60 años.

La vacunación frente a la gripe ha tenido un efecto considerable en la reducción de las hospitalizaciones por gripe y sus complicaciones, lo que ha sido de enorme importancia al aparecer la COVID-19. Sin embargo, podemos y necesitamos hacer más.

Los retos e incógnitas de esta temporada 2021-2022

El periodo 2020-2021 ha sido epidemiológicamente atípico, en el que hubo muy pocos casos de gripe. Concretamente en España se notificaron 30 detecciones de virus de gripe, probablemente debido al distanciamiento social, el uso de mascarillas, las limitaciones para viajar y a la importante circulación de SARS-CoV-2”, razona la Dra. Judith Armoni, directora médica de Sanofi Pasteur España. “Esta temporada se presenta con muchas incógnitas, entre ellas si habrá un repunte de la gripe. La situación actual es única y l@s epidemiólog@s no pueden predecir con certeza lo que sucederá por lo que la prevención es la mejor herramienta para protegerse”, agrega.

Y es que, en el hemisferio norte, la gripe estacional que se aproxima coincidirá con la relajación de muchas de las restricciones sociales para prevenir la COVID-19, lo que podría ocasionar un aumento en la transmisión de infecciones. Además, l@s expert@s temen un menor nivel de inmunidad de la población frente a la gripe, debido a las normas de distanciamiento social y confinamiento del año pasado. El resultado podría ser una temporada de gripe activa con casos más graves y el riesgo de mayor presión para los sistemas sanitarios.

Durante esta temporada no sólo nos enfrentamos a la incertidumbre de lo que puede suceder con la gripe. Conocemos el efecto de saturación de los hospitales y las unidades de cuidados intensivos derivado de la pandemia por la COVID, que ha dificultado el manejo de l@s pacientes con otros padecimientos”, sentencia el Dr. García-Lledó. “La presión de la COVID nos obliga a extremar la prevención de todas las demás enfermedades y, en este sentido, es fundamental alcanzar los máximos niveles de cobertura vacunal para la gripe, no sólo para reducir el impacto de enfermedad, sino también para evitar otro posible colapso del sistema sanitario y seguir atendiendo a tod@s nuestr@s otr@s pacientes”, destaca.

En esta misma línea se manifiesta la Dra. Armoni, quien además abre el abanico a las posibles complicaciones que puede ocasionar la gripe: “La mayoría de las personas que reciban la vacuna antigripal se estarán protegiendo frente a esta enfermedad y, con ello, también estarán reduciendo el riesgo de padecer ciertos eventos cardiovasculares, como infarto al miocardio o ictus, como consecuencia de esta infección respiratoria”. Más allá de los beneficios de la vacuna frente a la gripe, la directora médica de Sanofi Pasteur España también recuerda lo fácil que resulta protegerse frente al virus: “Ponerse la vacuna es una intervención sencilla y segura, cuya eficacia está comprobada y, además, está soportada a través de las campañas de vacunación de las Comunidades Autónomas. Es importante que los grupos de riesgo, para los cuales la vacunación está indicada, sean consciente de todo el alcance de sus beneficios y de la importancia de protegerse anualmente”.

Mientras las enfermedades infecciosas impredecibles y potencialmente mortales como la COVID-19 y la gripe siguen evolucionando, l@s científic@s y expert@s médic@s de Sanofi trabajan para una mejor comprensión de su transmisión y sus peligros a fin de desarrollar constantemente nuevas vacunas que ayuden a prevenir y controlar sus efectos.

Si quieres saber más sobre el compromiso de Sanofi Pasteur con la prevención de la gripe, consulta la sección de esta página web dedicada a la misma. Paralelamente, también te invitamos a conocer El Gripómetro, el estudio demográfico sobre vacunación antigripal que cada año lleva a cabo la Compañía, con el fin de concienciar a la sociedad acerca de la importancia de protegerse frente a la gripe y la necesidad de aumentar las tasas de vacunación entre aquellos grupos poblacionales considerados de riesgo.


Referencias

1. Kwong JC, Schwartz KL, Campitelli MA, et al. Acute Myocardial Infarction after Laboratory-Confirmed Influenza Infection. N Engl J Med. 2018;378:345–53
2. MacIntyre C.R., et al. Influenza vaccine as a coronary intervention for prevention of myocardial infarction Heart 2016;102:1953–1956. doi:10.1136/heartjnl-2016-309983
3. Ohland et al Eurosurveillance 2020 doi: 10.2807/1560-7917.ES.2020.25.17.1900199
4. Warren-Gash et al.Laboratory-confirmed respiratory infections as triggers for acute myocardial infarction and stroke: a self-controlled case series analysis of national linked datasets from Scotland. Eur Respir J.2018;51(3):1701794).
5. Kalil, A.C., Thomas, P.G. Influenza virus-related critical illness: pathophysiology and epidemiology. Crit Care 23, 258 (2019). https://doi.org/10.1186/s13054-019-2539-x
6. Diaco et al 2021 Vaccine
7. García-Lledó A, et al. Relationship Between Influenza, Temperature, and Type 1 Myocardial Infarction: An Ecological Time‐Series Study J Am Heart Assoc. 2021;10(8):e019608. doi: 10.1161/JAHA.120.019608.