¿Quieres saber si la edad de tu corazón coincide con tus años reales?

Para concienciar sobre el riesgo cardiovascular, Sanofi presenta La Calculadora de la Edad del Corazón, desarrollada por el Dr. José Ignacio Cuende en base a los datos publicados por él mismo en la revista científica European Heart Journal. 

Factores de riesgo cardiovascular como el colesterol LDL elevado, la diabetes, el tabaquismo y la hipertensión aceleran el envejecimiento del corazón y las arterias.

Identificar qué personas tienen más posibilidades de presentar enfermedades cardiovasculares es una estrategia fundamental en la prevención de estas patologías. Desde mediados del siglo XX se han realizado estudios epidemiológicos para establecer qué factores de riesgo cardiovascular (RCV) las causan y se ha encontrado que el colesterol LDL elevado, la diabetes, el tabaquismo y la hipertensión pueden provocar el desarrollo de enfermedades como el infarto de miocardio, la enfermedad arterial periférica, el ictus isquémico, la estenosis de carótida o un aneurisma de aorta. Su aparición determina el llamado riesgo cardiovascular, que es la probabilidad que tiene una persona de desarrollar una patología de este tipo, y su mal control puede ocasionar que la edad de nuestro sistema vascular se vea sensiblemente aumentada. 

Con el objetivo de concienciar a la población sobre las consecuencias de tener un RCV elevado, Sanofi presenta La Calculadora de la Edad del Corazón, una herramienta desarrollada íntegramente por el Dr. José Ignacio Cuende, especialista en medicina interna del Hospital Universitario Río Carrión de Palencia y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid. El Dr. Cuende se ha basado en los datos que él mismo publicó en 2010 en el European Heart Journal1 para crear un instrumento que permite estimar “la edad del corazón”. Es decir: la edad que tendría una persona del mismo sexo con los factores de riesgo controlados y con el mismo riesgo de sufrir un evento cardiovascular.

La calculadora obtiene la edad vascular de una persona cruzando los datos no modificables de sexo y edad, así como factores de riesgo que se pueden mejorar, como son las cifras de presión arterial y de colesterol y el estado de fumador o no. De esta manera cubre todos los valores de riesgo absoluto de las tablas SCORE. Gracias a este algoritmo matemático desarrollado por el Dr. José Ignacio Cuende, La Calculadora de la Edad del Corazón puede establecer que una persona de 40 años, fumadora, hipertensa e hipercolesterolémica, con un riesgo SCORE2 del 2% (moderado), tendría el corazón de una persona de 63 años. Por lo tanto, si esa persona mejorara sus factores de riesgo cardiovascular, podría rejuvenecer su corazón hasta 23 años.

La Calculadora de la Edad del Corazón, presentada en el marco del V Congreso de Organizaciones de Pacientes Cardiovasculares de Cardioalianza, también ofrece recomendaciones para mejorar algunos hábitos (ejercicio físico, seguir una dieta equilibrada o el control del peso, etc.) para, así, conseguir reducir el riesgo cardiovascular. La herramienta cuenta con el aval de Cardioalianza, la Federación Española de Diabetes (FEDE), la Fundación Española del Corazón (FEC) y la Fundación Hipercolesterolemia Familiar (FHF). 

Descubre si la edad de tu corazón coincide con tus años reales en la página web www.bajarelcolesterol.es o a través de este enlace.

Referencias

  1. Cuende JI, Cuende N, Calaveras-Lagartos J. How to calculate vascular age with the SCORE project scales: a new method of cardiovascular risk evaluation. Eur Heart J. 2010;31:2351-8
  2. Las tablas de SCORE estiman la probabilidad de muerte vascular en población de hasta 65 años incluyendo población de distintas regiones europeas y recomendando un factor corrector para el cálculo del riesgo en la población diabética.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar tu navegación y recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación. Algunas cookies en este sitio son esenciales y el sitio no funcionará como se espera sin ellas. Al cerrar este mensaje o navegar por el sitio web, usted da su consentimiento para el uso de cookies en este dispositivo de acuerdo con nuestra política de cookies a menos que usted las haya desactivado.

Para saber más
OK